Menú Cerrar

Sociedad civil, esclavitud, propiedad y poder doméstico

Sobre la propiedad

En el primer libro de la Política de Aristóteles, el autor habla sobre la sociedad civil, la esclavitud, la propiedad y el poder doméstico.

Sobre la sociedad civil, Aristóteles opina que el Estado es una asociación que se forma para conseguir algún bien. Sin embargo, previos al estado hay otros tipos de organización, como la unión entre hombre y mujer o la asociación entre muchas familias (pueblo).

El régimen económico de las familias se rige por cuatro principios: la autoridad del señor, la autoridad conyugal, la generación de los hijos y la adquisición de la propiedad.

Para Aristóteles, la propiedad no es más que un instrumento de la existencia y el esclavo una propiedad viva. Se es esclavo por naturaleza. Los esclavos no pueden hacer nada mejor que someterse a la autoridad de un señor. Esta autoridad es a la vez justa y útil. De esta manera puede el señor consagrarse a la vida política o a la filosofía.

Respecto a la propiedad y adquisición de bienes, Aristóteles considera que estos términos abarcan objetos muy diversos. En su origen, el intercambio de bienes se realizaba únicamente para cubrir las primeras necesidades. Sin embargo, el desarrollo de un comercio a mayor escala provocó la aparición del dinero, pero este dinero no debe ser un fin en sí mismo, sino un medio para adquirir bienes.  

La dinámica de poder dentro de las familias

Por otro lado, el varón es el llamado a mandar sobre la mujer, y el ser de mayor edad o con mejores cualidades debe ejercer su autoridad sobre el más joven o incompleto. Sin embargo, se debe poner mayor cuidado en administrar a los seres humanos que las cosas inanimadas. También se debe prestar mayor atención a la dirección de los seres libres que a la de los esclavos.

Por último, se debe suponer que las virtudes morales están presentes en todos los hombres, pero en grados diferentes, siendo menores en las mujeres, los esclavos y los niños.      

Para poder entender la descripción que hace Aristóteles de la sociedad civil, hay que hacer una labor de distanciamiento. Muchas de sus afirmaciones resultan a primera vista, sin duda, impactantes para la mentalidad moderna. Para este autor, en el entorno doméstico hay una relación de poder, en la que el hombre cabeza de familia es el que debe ejercer la autoridad sobre la mujer, los hijos y los esclavos.

Qué nos aporta la lectura de la Política de Aristóteles en la sociedad actual

Estas relaciones de poder se dan hoy en día también en la actualidad aunque de una manera diferente. Deberíamos evitar considerar estas descripciones desde una posición de superioridad moral, porque nuestra sociedad tiene también hoy muchas lagunas.

Se me ocurren varios ejemplos sobre las relaciones entre hombres y mujer, entre padres e hijos, entre empleados y empleadores, que me hacen dudar de que nuestra sociedad sea mejor en todos los aspectos a la de la Grecia clásica.

Comentaré solamente algunas de las reflexiones que he realizado al leer este texto. Entre los hombres y mujeres se han conseguido unos grados de igualdad mayores, pero no se ha conseguido superar las luchas de poder en el seno de las familias.

Ello provoca unas tasas elevadas de conflictividad familiar, la ruptura de muchos matrimonios y unos niveles de violencia doméstica mucho mayor de lo deseable. Podríamos decir que las relaciones entre hombre y mujer en la etapa de la Grecia clásica se basaban en la violencia. Sin embargo, no podemos afirmar que esta misma relación no se dé en muchos casos en nuestra sociedad actual.

En la época del estagirita, los hombres se debían ocupar de asegurar la manutención de la familia y las mujeres de la procreación, mientras que en nuestra sociedad está mejor considerado que ambos sexos contribuyan a la manutención. La labor de procreación ha pasado a ser considerada una actividad de segundo orden que se debe realizar “cuando se pueda”, lo que ha provocado un descenso en las tasas de natalidad. También se ha producido una delegación de la función de paternidad/maternidad en favor de medios alternativos. Se abusa de las horas delante del televisor o del ordenador. También se recurre de manera excesiva en ocasiones a los abuelos, que ven recortada su libertad y su tiempo de ocio. Incluso el tiempo de juego fuera de casa (ir al parque, pasar tiempo con los amigos, etc.) también es menor.

Conclusión

Cada sociedad tiene sus propios problemas, y Aristóteles realizó una descripción de cómo se trataban estos asuntos en su época, lo que nos puede ayudar a entender mejor nuestra sociedad actual.

El lector interesado puede adquirir un ejemplar de segunda mano en la siguiente dirección https://arascathedra.com/tienda/segunda-mano-y-antiguos/1773-la-politica.html

También puede resultarle interesante este libro: https://arascathedra.com/tienda/segunda-mano-y-antiguos/1580-aristoteles-etica-a-nicomaco.html

Publicado en Aristóteles, Reseñas de libros

Artículos relacionados

3 comentarios

  1. lutrio

    I believe this website has some rattling superb information for everyone :D. “As ill-luck would have it.” by Miguel de Cervantes.

  2. Rawat

    Hi! I could have sworn I’ve been to this site before but after browsing through some of the articles I realized it’s new to me. Regardless, I’m certainly happy I came across it and I’ll be book-marking it and checking back frequently!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *