Menú Cerrar

Modos de interacción entre especies ante un posible contacto extraterrestre y su reflejo en el cine

Elementos de reflexión para una Ética universal

En esta entrada se presentan los modos de interacción social que se podrían dar ante un futuro contacto con una civilización extraterrestre inteligente. También se explica cómo podría beneficiar o perjudicar a nuestra especie, cómo se ha mostrado este tipo de interacción en el cine reciente, y las implicaciones prácticas y éticas que pueden tener estos tipos de contactos.

1. Introducción

El contacto con una civilización extraterrestre inteligente (CEI) se ha estudiado en la literatura científica durante los últimos 50 años, en especial en el campo de la ciencia ficción. Sin embargo, desde que H.G. Wells (1897) escribió “La Guerra de los Mundos”, ha habido pocos intentos de analizar de manera sistemática cómo podría ser este tipo de interacción.

La Guerra de los Mundos (Wells, 1897) ha sido representada en el cine al menos en dos ocasiones. La primera (imagen de la derecha) fue dirigida por Byron Kaskin en 1953 y la segunda (imagen de la izquierda) por Steven Spielberg en 2005. Particularmente relevante fue también la locución radiofónica en directo, llevada a cabo por Orson Welles, el 30 de octubre de 1938, que produjo oleadas de histeria colectiva en la población, debido al realismo con el que fue emitida.

El análisis sistemático de tipos de interacción nos puede ayudar a: a) Encontrar patrones de interacción con otras culturas y otras especies en nuestro mundo actual, b) Valorar de manera crítica nuestros tipos actuales de interacción intercultural e inter-especies y c) Desarrollar un marco ético válido para nuestro mundo actual, en el que tengan cabida los modos adecuados de proceder ante un contacto con una especie inteligente desconocida.

2. Tipos de contacto posible

En general, existen tres tipos posibles de interacción: Beneficioso (con consecuencias positivas para la humanidad), Neutro (que dé como resultado la indiferencia o una ausencia de consecuencias negativas o positivas para nuestra especie) y Dañino (con consecuencias perjudiciales para la humanidad). La mayoría de artículos de investigación y de propuestas cinematográficas se sitúan dentro de esta categoría. A su vez, se podrían considerar dos posibilidades: que el daño provocado sea intencionado, o que no sea intencionado.

Si mañana una CEI más avanzada tecnológicamente contactara con nosotros sería muy importante conocer cuáles serían sus intereses de interacción. Es algo que, a día de hoy,  solamente podemos especular, pero probablemente su estilo de interacción se sitúe dentro del continuo egoísmo-universalismo. En el extremo egoísta, intentarían maximizar los intereses de los miembros de su especie. En el extremo universalista, se buscaría el máximo beneficio de todos los miembros de todas las especies. Es posible que los miembros de la especie con la que establezcamos contacto tengan un comportamiento heterogéneo dentro del continuo egoísta-universalista.

3. Contacto beneficioso para nosotros

Podría variar desde la simple detección de una señal remota inteligente hasta un contacto más intenso y cooperativo. También se podría dar un contacto no cooperativo, en el que la especie humana consiguiera superar con éxito una amenaza.

Detección

Podríamos tener una simple comunicación remota y que ésta no se volviera a producir. El mero CEI produciría cambios en nuestra ciencia, filosofía, sociedad y religión.  Un ejemplo sería la película Contact (1997).

En esta película se capta una primera señal (Contact, 1997; director: Robert Zameckis), y se muestra la dificultad de comunicación con estos otros seres inteligentes

Nos llevaría replantearnos nuestro lugar en la naturaleza e incluso cuestionar la idea de que el ser humano tiene una posición única y privilegiada en el universo.

Esta primera interacción también podría provocar una crisis social de valores que iniciara o agravara conflictos ya presentes en nuestra sociedad (por ejemplo: ¿Quién es un interlocutor válido para hablar en nombre de la humanidad?; si seguimos comiendo carne, ¿podemos pedir a otras especies más desarrolladas que no nos coman?). Por lo tanto, el simple contacto podría provocar cambios en nuestra sociedad similares a la revolución copernicana y alterar la geopolítica de nuestro planeta.

Cooperación

Si el contacto es más intenso o frecuente, los posibles beneficios o daños dependerán en gran medida de los intereses de la especie extraterrestre más inteligente.

Podría darse un intercambio amistoso de información sobre las respectivas civilizaciones. Si la civilización extraterrestre siguiera interesada en contactar con nosotros, las conversaciones podrían avanzar hacia el intercambio de conocimientos matemáticos, físicos o químicos. Posiblemente ellos también estuvieran interesados en saber más acerca de la vida en la Tierra. Sin embargo, para que este intercambio de información fuera posible, sería necesario desarrollar un código compartido de intercambio de información, algo que a priori no resulta sencillo, como muestra la película La llegada (2016).

En esta película se muestra la dificultad de comunicación con estos otros seres inteligentes (La llegada, 2016; director: Denis Devilleneuve)

Este intercambio podría ayudar a solucionar problemas que posee la humanidad, como el hambre, la pobreza o la enfermedad, como se observa en la película Cocoon (1985).

En esta película se muestra cómo los extraterrestres nos pueden ayudar a solucionar problemas en la Tierra, como la vejez o la enfermedad (Cocoon, 1985; director:  Ron Howard)

También nos podrían ayudar a prevenir alguna catástrofe tecnológica o ambiental. Aún así, los extraterrestres podrían verse tentados, una vez puesta en evidencia la incapacidad humana para solucionar estos problemas, a tomar el control de nuestra sociedad, de nuestras mentes o de nuestro genoma, como sucede en la película La Invasión (2007).   

En esta película los extraterrestres se ven tentados a tomar el control de la Tierra al comprobar que no somos capaces, por nosotros mismos, de solucionar nuestros problemas (La invasión, 2007; directores:  Oliver Hirschbiegel y James McTeigue)
Ausencia de cooperación

Si los extraterrestres no se muestran cooperativos es probable que su interacción con nosotros pueda resultar dañina para nuestros intereses. Sin embargo, hay casos en los que esta ausencia de colaboración puede ser beneficiosa para nosotros. Sería el caso en el que los extraterrestres intentan dañarnos pero no lo consiguen.

Estos ejemplos se ven claramente en películas como Independence Day (1996) en las que los extraterrestres resultan vencidos. En estas situaciones se produciría un aumento en la moral de nuestra especie y este contacto nos posibilitaría obtener conocimientos valiosos. Sin embargo, también nos quedará la duda de si en el futuro los extraterrestres pueden haber aprendido algo de nuestras debilidades y están planeando ya un segundo ataque, como sucede en Independence Day: Contraataque (2016).


Películas en las que un repentino ataque extraterrestre y nuestra victoria nos proporciona un aumento de moral (Independence Day, 1996; director: Roland Emmerich) que no es duradero, porque los extraterrestres pueden intentarlo de nuevo al cabo de unos años (Independence Day: Contraataque, 2016; director: Roland Emmerich).

4. Contacto neutro para nosotros

El contacto neutro con otra CEI implica que la humanidad se muestra indiferente antes este contacto. Hay dos motivos por los que el contacto puede ser neutro: a) podrían optar por permanecer invisibles para nosotros. Esto se aprecia en películas como Hombres de negro (1997) y b) podría haber impactos beneficiosos y dañinos en proporciones similares, y por lo tanto, el balance resultaría neutro.

En esta película se muestra cómo los extraterrestres en ocasiones, pueden optar por estar ocultos a nosotros (Hombres de Negro (1997; director: Barry Sonnenfeld).
Contacto invisible para nosotros

Podría suceder que no pudiéramos ver a los extraterrestres (demasiado pequeños, lentos o sigilosos) pero esto no implica que no puedan tener algún tipo de influencia sobre nosotros.

En algunos casos, podrían decidir ocultarse de nosotros. Hipótesis Zoo: el universo no está vacío, pero los extraterrestres saben que ser visibles les hace vulnerables a especies más inteligentes o desarrolladas, y por lo tanto, han aprendido a ocultarse o han perecido. Podrían estar escondidos detrás de planetas o asteroides y limitarse únicamente a observarnos. También podrían estar esperando a mostrarse ante nosotros a que seamos una especie más evolucionada o sostenible, o a que seamos capaces de comunicarnos con ellos.

Por otro lado, podría darse el caso de que los extraterrestres pasen cerca de nosotros pero que no seamos capaces de detectarlos, por su diferente forma o tecnología, como le sucede a una anémona cuando un buceador pasa por encima de ella a cierta distancia. Incluso podría suceder que los extraterrestres estuvieran intentando de manera activa contactar con nosotros, pero que no tuviéramos los medios todavía para detectar su señal. Por último, los extraterrestres podrían simplemente carecer de interés en contactar con nosotros.

Contacto visible pero irrelevante para nosotros

Podríamos contactar con una CEI y al poco tiempo darnos cuenta de que es irrelevante para nosotros porque la información que nos dieran nos resultara poco útil o incluso esotérica o misteriosa. Su composición química, sistema de valores o conocimientos matemáticos podrían no ser útiles para nuestras necesidades actuales y futuras. Además, nuestras diferencias biológicas podrán ser tan grandes que fuera casi imposible una comunicación eficaz. Ello haría que priorizáramos la asignación de recursos a otros proyectos más relevantes para  nuestra sociedad.

En esta película se muestra cómo, a veces, los extraterrestres pueden resultar molestos para algunos habitantes de la Tierra porque necesitan atenciones (District 9, 2009; director: Neill Blomkamp)

El contacto con esta otra civilización podría incluso causar en nosotros más molestias que beneficios, por ejemplo, si necesitaran nuestra ayuda o parte de nuestros recursos naturales para sobrevivir, y esto generara tensiones en nuestra sociedad. Las películas Distrito 9 (2009) o Attraction (2017) reflejan esta situación.  

En esta película, los extraterrestres resultan molestos para nosotros porque necesitan parte de nuestros recursos naturales para sobrevivir (Attraction, 2017; director: Fiódor Bondarchuk). 

5. Contacto dañino para nosotros de manera intencionada

Podríamos encontrar a una CEI cuyos miembros fueran hostiles y egoístas y que nos atacaran para maximizar su beneficio. Sin embargo, también nos podríamos encontrar ante una civilización con una ética universalista, y hubiera llegado a la conclusión de que deben atacarnos o controlarnos, para hacer del universo (o de nuestra galaxia) un lugar mejor.

Extraterrestres egoístas

La depredación es una forma muy extendida de interacción entre especies en nuestro planeta. Sin embargo, podría haber otros motivos para tratar de conquistar otros planetas (captura de especies terrestres para su estudio, exposición o entretenimiento, monopolio del poder entre especies inteligentes, etc.).

Extraterrestres universalistas

La ética universalista podría llevar a considerar la necesidad de preservar el bien para determinados ecosistemas o galaxias, independientemente del bienestar de su civilización o de la nuestra. Entre los humanos, la ética universalista se asocia con actitudes de cooperación y paz, y evitación del daño y la destrucción. Éste no tiene por qué ser el caso de los miembros de otra especie.  La película The Hitchhiker’s Guide to the Galaxy (2005) refleja esta situación.

En The Hitchhiker’s  Guide to the Galaxy (2005) un humano se hace amigo de un extraterrestre y éste le informa de que en breve la Tierra será destruida, porque está situada justo en el camino por el pasará una autopista hiperespacial 

6. Contacto dañino para nosotros de manera no intencionada

Por último, podría suceder que el contacto con una CEI nos causara algún daño sin que fuera ésta su intención. Podría  ser daño físico (tales como una infección, o una invasión de especies extrañas a nuestro planeta), o un daño basado en la información (por ejemplo, alteración de nuestros satélites u ordenadores, o información que produjera una desmoralización o desestabilización social).

Daños físicos

Se podría transmitir enfermedades a los seres humanos. Es lo que ha sucedido de manera frecuente cuando han entrado en contacto unos grupos humanos con otros, tras largos periodos de aislamiento, o cuando se han introducido, de manera accidental especies invasoras en otros ecosistemas. Estas infecciones han alterado de manera sustancial del devenir histórico de la humanidad.

Una infección podría causarnos daños sin que nosotros resultáramos infectados. Por ejemplo, porque resultaran infectadas otras especies o incluso podría causar la extinción de numerosas especies de la Tierra sin que los humanos se vieran infectados. La manera más efectiva de prevenir este contagio y la llegada de especies invasoras sería evitar el contacto físico con nuestra bioesfera.     

También se podría provocar un daño físico no intencionado, por ejemplo, destrucción al intentar aterrizar, accidentes  por la explosión o una liberación súbita de cualquier tipo de energía de escala planetaria o por desarrollar inteligencia artificial que se volviera hostil hacia las formas de vida.  

Daños en la información

Nos podrían hacer llegar información electromagnética con la intención de comunicarse con nosotros y que nos provocara daños de diferentes maneras:

a) Mediante la destrucción involuntaria de nuestros sistemas de comunicación (satélites, ordenadores, antenas de televisión, centrales nucleares, etc.)

b) Si, junto con la  llegada del mensaje, viniera algún tipo de virus informático que infectara nuestros sistemas de comunicación, o incluso que indujera a nuestras máquinas a construir otros equipamientos peligrosos o potencialmente destructivos

c) Mediante el envío de información sobre la biología o la química del planeta, con el objetivo de que eliminemos enfermedades, y algunos seres humanos hicieran un mal uso de esta información para construir armas químicas o biológicas y

d) Algunos tipos de información neutra o positiva desde el punto de vista de los extraterrestres, podrían hacer que la sociedad humana se desmoralizara o desestabilizara. Esto podría tener consecuencias negativas para la humanidad o el colapso de nuestra sociedad.

Conclusión

Terminaré esta entrada con una frase realizada por Baum, Haqq-Misra y Domagal-Goldman (2001) que nos debería ayudar a reflexionar:

“Incluso si el contacto con extraterrestres no ocurre nunca, nuestro análisis de situaciones todavía funciona como un conjunto de trayectorias futuras para la civilización humana”

Referencias

Baum, S.D., Haqq-Misra, J.D., Domagal-Goldman, S.D. (2001). Would contact with extraterrestrials benefit or harm humanity? A scenario analysis. Acta Astronautica, 68, 2114-2129.

Wells, H.G. (1898). The War of Worlds. Londres: Harper & Brother Publishers.

* Este trabajo fue presentado como ponencia el 14 de diciembre de 2018 en el Congreso “La Mitología en la Narrativa Audiovisual” celebrado en Valencia (España).

Publicado en Ética, Reseñas de películas, Sociedad

Artículos relacionados

2 comentarios

  1. Monforte

    I’m not that much of a online reader to be honest but your sites really nice, keep it up! I’ll go ahead and bookmark your website to come back later on. All the best.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *